Los comercios gastronómicos de la zona gastronómica “Lanusita” volvieron a tener niveles de concurrencia similares a los meses de verano anteriores a la pandemia del coronavirus, según detalló hoy el Municipio de Lanús.

Además, el presidente de la Cámara Gastronómca de Lanús, Marcelo Gutiérrez, destacó el favorecimiento de los cuidados, dado que la peatonalización de las calles de ese sector comercial permite que la gente y las mesas de los restaurantes estén distanciadas y en la vereda.

Siempre de acuerdo a lo estimado por la Municipalidad, “con protocolos implementados en locales por parte de los comerciantes y gracias a las medidas tomadas por el Municipio para favorecer el funcionamiento del Polo Gastronómico, la actividad de la zona logró recuperar los niveles de ventas del mismo periodo del año pasado, antes del Aislamiento Social Obligatorio (ASPO)”.

La ASPO, dejó al sector gastronómico prácticamente sin la posibilidad de trabajar, dado que la mayor fuente de ingresos se encuentra en el consumo dentro de los locales. “A partir de medidas como la semipeatonalización, la colocación de terrazas y la elaboración de protocolos, el sector hoy se encuentra en niveles de concurrencia similares a los del mismo periodo del año pasado, antes de la pandemia”, destacó la comuna.

“Desde el municipio estamos atentos a las necesidades de los comerciantes locales y hemos establecido un vínculo de trabajo muy fluido”, expresó el titular de Control Comunal, Carlos Tagliafico y agregó: ” El polo gastronómico de Lanús Oeste es un salto de calidad en el desarrollo económico de nuestro distrito”.

Con respecto a las medidas tomadas para favorecer la actividad comercial, Gutiérrez, quien es además representante del restaurante  Planet Taco, estimó que “Podemos destacar algunos aspectos vinculados al cuidado. Al ser peatonal la gente camina más espaciada, no hay tanta aglomeración sobre la calle y esto nos permite tener las mesas en la calle, más distanciadas”.

Además del importante beneficio económico que generó el hecho de semipeatonalizar la zona, Gutiérrez afirma que ahora Lanusita es “estéticamente más atractiva” y más “segura”, dado que al no estar permitida la circulación de vehículos en la calle, se evitan los robos bajo la modalidad “motochorro”, que se registraban al momento en que sólo podía usarse la vereda.

A partir de las medidas tomadas para lograr la reapertura de comercios gastronómicos en Lanusita, la zona recibe por fin de semana a alrededor de 12 mil personas. Para este fin, cada local cuenta con decks al aire libre (en la calle) y con la posibilidad de ocupar un 40 por ciento de la capacidad total en el interior de los locales. Sin lugar a dudas, estos números mejoran las cifras arrojadas durante el periodo de aislamiento, que reflejaba que los locales gastronómicos que apuntaban al consumo dentro del salón, pasaron a funcionar en un 8 por ciento bajo la modalidad delivery y con el uso de aplicaciones cuyas comisiones son elevadas.

Si bien hoy la nueva normalidad pide una adaptación tanto de comerciantes y de clientes, Gutiérrez aseguró que la gente “se siente segura” con las medidas tomadas y los protocolos aplicados en cada local en particular y en la zona de Lanusita en general.

Banner Content

0 Comentarios

Dejar comentario

Año XVI Edición 5435