Una mujer de 73 años murió ayer tras ser atropellada por un auto en Villa Caraza. El conductor, aparentemente, habría conducido en estado de ebriedad, y fue detenido.

La anciana, que atendía desde hace 30 años el kiosco escolar del Colegio “Castillo”, fue a comprar a una verdulería situada a una cuadra y media de su casa, en Villa Caraza, en el Oeste del distrito, y fue atropellada por el conductor en el cruce de las calles Tagle y Yerbal, publicó el diario Crónica.

La noticia de la muerte de la abuela, que trabajaba en un colegio de la zona, golpeó a todo el barrio.

De acuerdo a testimonios recogidos en el lugar, un vecino dijo que “odos en Villa Caraza la conocíamos y la queriamos mucho. El kiosco está al lado del Colegio Castillo, ella siempre era dulce con los nenes. No podemos creer lo que ocurrió. Hace días estaba feliz por la victoria de Racing y hoy nos enteramos de esto”, dijo un vecino.

Norma, la madre de uno de los alumnos del colegio, mencionó: “El hombre que la atropelló venía muy rápido, dejó las ruedas marcadas en el asfalto. Dicen que estaba alcoholizado”.

Banner Content

0 Comentarios

Dejar comentario

Año XVI Edición 5446