En su rol de referente provincial del PRO, el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, rechazó ayer de conversar con el Gobierno con respecto a la crisis económica, política y social, por fuera del Congreso, al unísono con lo expresado por otros importantes referentes de Juntos por el Cambio.

Además, acusó a la vicepresidenta Cristina Fernández de tener «una tozudez ideológica respecto del campo».

En declaraciones a Radio Mitre, Grindetti además analizó la crisis económica en el conurbano y reiteró el pedido de reunión con la ministra Batakis.

“Yo creo que la política es una búsqueda constante de consensos, sin embargo es difícil dialogar con la coalición de Gobierno porque está rota, el ámbito natural debe ser el Congreso, ahí es donde el oficialismo debe buscar los acuerdos y llamar a una diálogo sincero entre las fuerzas politicas”, expresó Grindetti al respecto.

Sobre la situación del campo, Grindetti reflexionó que “la vicepresidenta tiene una tozudez ideológica respecto del campo», y sobre el posible desdoblamiento del precio del dólar para las liquidaciones de ese sector productivo al Banco Central, el alcalde lanusense opinó que «no hay que crear ningún dólar nuevo sino bajar las retenciones, el campo tiene que ser la salida para aumentar las exportaciones y generar las divisas necesarias, hay que dejar de ponerle un pie en la cabeza”

Consultado por el impacto de la crisis económica y la escalada inflacionaria en el conurbano bonaerense, el intendente analizó que “un fenómeno nuevo que se da en Lanús desde los últimos 10 meses aproximadamente, es que hay un tercio de la población que aun teniendo trabajo es pobre, no llega a cubrir la canasta básica».

«Esa situación genera un caldo de cultivo muy angustiante, no están acostumbrados a ser asistidos por el Estado, ni tampoco a protestar en la calle, veo resignación”, reflejó.

Banner Content

0 Comentarios

Dejar comentario

Año XVI Edición 5821