El reparto de tierra de los españoles y las diferentes divisiones distritales

Investigación.
Néstor Sierra Fernández
@nesifear

Las tierras del actual par tido de Lanús constituían las estancias: Pago de la Magdalena, la estancia de Maciel, el Pago de la Matanza, Chacra o Ensenada de Juan Ruíz y Estancia del Cabezuelo, aunque esta última corría mayoritariamente por el hoy partido de Lomas de Zamora. Intermedio entre las dos últimas corrían los «Pagos del Riachuelo». Las hoy calles Máximo Paz/Eva Perón y Centenario Uruguayo marcan los límites de la estancia concedida por Garay a Juan Torres de Vera y Aragón según los rumbos corregidos en el siglo XVIII.

La Ensenada de Juan Ruiz de Ocaña era una franja de 700 metros de anchura (693,3 exactamente), desde la actual esquina de Margarita Wield y Anatole France, al Sur, hasta Eva Perón/ Máximo Paz, al Norte. Pero tenía un largo considerable, ya que llegaba hasta el río Matanza, es decir, el riachuelo, surcando una amplísima zona del lado Oeste del distrito, con límite norte en una línea imaginaria ubicada entre las actuales calles Viamonte y Tacuarí.

Como se ve, a la hora de repartir tierras para pagar favores, los españoles no se andaban con chiquitas.

Asimismo, cabe aclarar que los límites entre estancias eran muy difusos, ya que no existía el alambrado. El mismo brazo del río Matanza, cuyo nombre proviene de la gran matanza de aborígenes Guaraníes descripta en el capítulo anterior, corría zigzagueante de forma algo distinta a la de hoy.

A este respecto, cabe consignar que un brazo del río corría por lo que hoy es la calle porteña Humberto Primo. Pero una gran inundación y la rectificación del riachuelo en 1938 modificaron definitivamente su curso.

Contigua a la Ensenada de Juan Ruíz corrían las «Suertes de Chacras», que se extendían hasta la calle Millán (en el límite de Remedios de Escalada y Banfield) en dirección Sur, y hacia el río en sentido Norte-Noroeste.

Es difícil establecer la connotación y aún la denotación exacta con que se usaba en ese contexto la palabra «suertes», siendo la más probable la significación como sinónimo de la expresión «a la manera de». Así, «Suertes de chacras» significaría «a la manera de chacras» o «como (o como si fueran) chacras».

Tal vez, no menos apropiado sería pensar que se les llamaría así porque los beneficiarios tenían mucha suerte en recibir esas tierras entonces inhóspitas y, además, sin muchas ganas de ser trabajadas por los españoles.

La «Estancia del Cabezuelo» tenía su casco principal en la actual localidad de Banfield, donde hoy se encuentra el cementerio de Lomas de Zamora, y como quedó dicho, tomaba sólo una parte de la actual Remedios de Escalada, para adentrarse en Lomas.

La Estancia de Francisco Maciel (un verdadero afortunado) o de Pesoa, abarcaba los presentes distritos de Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora y Quilmes. Su límite al frente era el Río de la Plata-Matanza-Riachuelo, hasta el lugar donde hasta hace poco se levantaba el mercado central de frutos, en Avellaneda.

Por último, en Lanús también poseía sus tierras Pedro de Roxas y Azevedo.

El virrey Juan José Vértiz tenía su propia estancia. Esta estancia fue dada como pago por sus servicios militares a Pedro de Roxas y Acevedo, padre de Juan Manuel, luego de la declaración de la independencia. Años después, Don León le dona esta quinta a sus hijos y Juan Manuel Ortíz de Rozas la deja a sus hermanas. Su estancia, justamente de «Rojas -o Roxas- y Acevedo» la había solicitado al virrey en pago o reconocimiento por su participación en las revoluciones de Céspedes, en 1626 y 1631. Graciosamente, sin mucho más trámite que la simple solicitud, a Pedro de Roxas (padre de León Ortíz de Roxas y abuelo de Juan Manuel) les fueron otorgadas dos fracciones de «tierras vacas» (o realengas) que totalizaban 4500 varas de frente por una legua y media de fondo. Según la relación de medida detallada, 7800 metros de fondo por 3900 de frente. Sus límites estaban marcados por el siguiente: de nuevo Máximo Paz/Eva Perón, General Deheza, Heredia, Centenario Uruguayo hasta la avenida Mitre (en Avellaneda) y desde allí hasta Pavón, donde se hallaba la «Estancia del Cabildo».

Cabe destacar que el dos veces gobernador de la provincia de Buenos Aires poseería en los años de su segundo mandato (1835-1852) tierras en el actual lado Este del distrito, en Monte Chingolo. Allí instaló un gran saladero. Los saladeros eran por la época el único medio por el cual se conservaban la carne y los cueros, y consistían en enormes fincas con grandes cajones con sal, que cubrían las carnes por debajo y por encima. Es que el cuero era el principal producto de exportación argentino a Europa, tanto que Justo José de Urquiza, rival de Rosas a quien derrotó en la batalla de Caseros en 1852, también poseía saladeros, obviamente con el mismo fin exportador. La exportación a Europa de los cueros fue otro de los motivos de la lucha civil entre Federales (encarnado en lo político por Rosas) y Unitarios.

Con límite en la actual calle 25 de Mayo, se ubicaba la «Estancia del Rey», que era propiedad del Cabildo, creado en 1580 para que Buenos Aires sea declarada Ciudad.

Los distritos

Con respecto a la pertenencia distritalmente política de la zona, ya el 21 de marzo de 1611, en el «Acta del Cabildo de Buenos Aires» aparece el Pago de la Magdalena. De límites difusos, tenía una extensión aproximada de 829 kilómetros cuadrados, y abarcaba parte del actual partido de Lomas de Zamora y la totalidad de las localidades de Remedios de Escalada, Lanús, Gerli, Avellaneda hasta Quilmes.

En 1785, la zona de la actual Lanús pertenece a la «Reducción de los Quilmes», con el mismo territorio descrito en el párrafo anterior. En 1852, esta región pasa a pertenecer al partido de Barracas al Sud -es decir, al sur de las barracas de cueros y saladeros-.

Entre 1861 y 1865, el territorio quedó reducido a 22,28 kilómetros cuadrados, debido a la creación del Partido de Lomas de Zamora por Ley Nº 336 de la provincia de Buenos Aires. Sus límites eran el Riachuelo, Arroyo Maciel y Arroyo Santo Domingo, comienzo de la Cañada de Gaethe y desde aquí hasta el actual puente Alsina.

En 1865, la superficie de Barracas al Sud es nuevamente reducida, quedando en 112 km2. Sus nuevos límites son la actual calle Rosales al SO., el Riachuelo al N., el Río de la Plata al NE. y el Partido de Quilmes al Este. Es decir, abarcaba los actuales distritos de Lanús y Avellaneda. El 23 de octubre de 1895, Barracas al Sud se convierte en ciudad, por Ley de la Provincia de Buenos Aires.

No obstante, el 11 de enero de 1904, el nombre del Partido y de la Ciudad cambia por el de Avellaneda, según ordenó la Ley provincial 2830. Cuatro años después se reduce el Partido de Avellaneda, cediendo superficie al de Lomas de Zamora. Pero en realidad, se le quitan a Lomas 10 kilómetros, la franja que iba desde la actual calle Rosales hasta la arteria Hornos, de manera que Remedios de Escalada no perteneciera a Lomas. De todas formas, el distrito queda reducido a una superficie de 93,18 km2., que se mantiene invariable hasta ser creado el Partido de 4 de Junio, por Decreto 3321del interventor Federal de la provincia, Juan Carlos Sanguinetti, del 29 de septiembre de 1944. Desde ese momento, el distrito de 4 de Junio, luego Lanús a partir de 1955, tiene una superficie de 52.48 km2.

Banner Content

0 Comentarios

Dejar comentario

Año XVI Edición 5871