La maquinaria agrícola es tal vez la tecnología más necesaria para la obtención, el mantenimiento y la distribución de la materia prima, sobre todo en nuestro país, que tiene una industria agrícola de inmensa importancia como factor económico.

Gracias a los nuevos avances, en nuestro país se han podido dar a conocer más y nuevos modelos de maquinaria agrícola como tractores, sembradoras, cosechadoras y muchas más que funcionan para facilitar las tareas del día a día en el sector rural. Y la realidad es que hoy en día muchas de estas tareas se pueden realizar de una mejor forma que antes únicamente gracias a estas máquinas.

Entonces a la hora de querer comprar un tractor para tu campo y facilitar las tareas agrícolas, es importante tener en cuenta algunos puntos y consejos básicos para que tu compra rinda mucho más y valga la pena, sobre todo si buscas adquirir un tractor usado o se segunda mano.

¿Cuáles deberían ser las principales características con las que cuente el tractor?

Para que un tractor pueda realmente valer la pena y adaptarse a las necesidades que tiene un campo, existen ciertas características principales con las que debe contar con respecto a su composición y funcionamiento, sin importar si se trata de tractores usados o nuevos. Estas características son las siguientes:

  • Marchas: debe contar con graduación adecuada entre cada marcha para así ajustar mejor el régimen de funcionamiento del motor a la velocidad de avance.
  • Potencia: debe tener en cuenta qué tipo de tractor necesita en sus labores agrícolas, ya que existen algunos con mayores potencias y estructuras que otros tal vez más simples que difieren para su uso.
  • Motor: debe estar libre de pérdidas de aceite o agua y no estar mezcladas entre sí. Además, hay que tener en cuenta las marcas y averías en las piezas del bloque o señales de apretura de la caja de balancines y evitar la presencia de vibraciones en punto muerto.
  • Embrague: el mismo no debe estar desgastado ni contar con una dureza excesiva al pisarlo, así como tampoco debe estar fallado el cojinete de empuje con el que se acciona el mismo.
  • Neumáticos o rodados: es clave para el funcionamiento del tractor contar con los neumáticos adecuados y es por eso que en uno usado las ruedas no deben estar muy desgastadas ni mucho menos deformadas, agujereadas o agrietadas para luego evitar un futuro cambio de llantas.
  • Sistema hidráulico: compuesto por brazos hidráulicos, que suelen estar en la parte trasera del tractor y que debe mantener su precisión y no contar con fugas de aceite ni contar con algún problema en la bomba.
  • Seguridad y confort: es importante que la persona que lo conduce pueda hacerlo en un buen estado con buena visibilidad, refrigeración, calefacción, asientos ergonómicos, un buen funcionamiento de las luces, sin ningún tipo de avería eléctrica y sobretodo contar con estructuras de seguridad homologadas.
  • Toma de fuerza: este eje que sirve para transmitir movimiento debe estar en buen estado, es decir, no girar con el embrague pisado y girar normalmente con una velocidad uniforme.

¿Dónde buscar los mejores tractores usados en Argentina?

A la hora de buscar tractores en venta en el mercado, nos podemos encontrar con varias opciones diferentes que ofrecen miles de modelos de distintas marcas, años, tiempo de uso, condiciones, tamaños y demás características.

Una gran opción para la compra de tractores usados en Argentina es Agroads, que funciona mediante un mercado online donde hay muchos vendedores en distintas partes del país que ofrecen modelos de tractores. Es un mercado de maquinaria agrícola que tiene su foco en el productor y en el vendedor, y es la opción más confiable y utilizada por una gran cantidad de personas en todo el país.

En conclusión, comprar un tractor para realizar las diferentes tareas agrícolas en tu campo es algo esencial, por lo que al buscar uno usado, es importante tener en cuenta primero que el mismo se encuentre en buen estado tanto por dentro como por fuera y que funcione correctamente, ya que de otro modo se tendrá que lidiar con inconvenientes o comprar otro en poco tiempo, lo cual resultaría mucho menos económico y todo podría costar igual que comprar un vehículo nuevo.

Banner Content

0 Comentarios

Dejar comentario

Año XVI Edición 5776