El periodista especializado en economía, Néstor Sierra Fernández, consideró que el porcentaje de aumento de la energía eléctrica que se prevé en las audiencias públicas convocadas al efecto, «ya se lo comió la inflación antes de aplicarse».

En su columna semanal en el programa «Informados», que se transmite por Telecreativa.com, el director de PUNTO SUR, tras graficar el funcionamiento de la cadena de comercialización de la energía, explicó que la mayorista de electricidad «la compra a 100 y la vende a las disytribuidoras a 60», ejemplificó, «por lo que el Estado debe susidiar el otro 40».

«Las distribuidoras se quejan que le dejaron aumentar solo un 30% en dos años, por lo tanto, no le pagan ni siquiera ese 40% a CAMMESA, por lo que hace falta más subsidios, lo que aumenta la emisión monetaria, y con ello más inflación», sintetizó.

Sierra Fernández manifestó que «la propuesta de aumento del Gobierno en las audiencias públicas, por la energía, fue del 7% para los sectores más sectores más postergados y para los segmentos medios, la propuesta fue del 17%. Se cree que para los mayores usuarios serìa  de 200 por ciento, esto aún no está establecido».

«En la última audiencia, Edenor (de los empresarios Daniel Vila y José Luis Manzano, dueños de EDEMSA, en Mendoza) se quejaron de que, entre marzo de 2019 y de 2022, YPF -una empresa estatal- aumentó los precios de la nafta y otros combustibles un 223 por ciento, la medicina prepaga, otro precio regulado, 202%, la telefonía e internet, 107% y las de electricidad, el gGbiero los dejo aumentar solo un 30%», desarrolló.

Sierra explicó que «el Gobierno está muy preocupado con la inflación, pero «La Cámpora» presiona» a la adminitración de Alberto Fernández «para que las tarifas se aumenten un 20 y no un 40%, así la gente no lo siente tanto. Pero CAMMESA, la Compañía Adminstradora del Mercado Mayorista Eléctrico, le compra la energía a los productores y transportadores a 100 y se lo vende a las distribuidoras (Edenor, Edesur, Edelap) a 60%, y el Estado (los contribuyentes) subsidia el otro 40%, pero  como los costos son en dólares, las empresas tienen más costos, y al aumentar las tarifas enpesos solo un 30% en tres años, las distribuidoras dejan de pagarle a CAMMESA ese 40%, o le paga mucho menos, por lo tanto, el Estado le debe subsidiar a CAMMESA esa mayor diferencia».

«Y para subsidiar más, el Estado emite más, y esa mayor emisión trae más inflación, se forma así un círculo vicioso», amplió.

«Este aumento, de 17 o de 40, ya se lo comió la inflación antes de aplicarse, y encima, es un incremento que no va a ir a las distribuidoras para más inversión, sino a CAMMESA», explicó el periodista.

«Lo que debería hacer el gobierno es lo contrario: bajar el déficit para bajar los subsidios, y así bajar la inflación», finalizó el director de PUNTO SUR.2

 

Banner Content

0 Comentarios

Dejar comentario

Año XVI Edición 5776