Los precandidatos a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Javier Iguacel, Joaquín de La Torre y Néstor Grindetti, trabajan juntos hace tres meses con el fin de construir un plan que sea un legado para la provincia, en el diseño de políticas públicas, proyectos de ley y equipos de trabajo para los próximos años, independientemente de quién gane las elecciones.

Se dividieron en seis mesas de trabajo: educación, salud, seguridad y justicia, reforma del Estado, economía y agronegocios. En cada mesa participan expertos que trabajaron en el sector público y en el sector privado. Esto es fundamental porque los planes tienen en cuenta la mirada experta del territorio y la actividad.

Iguacel, intendente de Capitán Sarmiento, aseguró que “el objetivo fundamental de estas mesas es devolverle el poder a la gente y sacárselo a la casta política. Con foco en la eliminación de impuestos distorsivos y desregulaciones para simplificarle la vida a los bonaerenses y emprendedores”.

De la Torre, senador provincial,sostuvo que «necesitamos un gobernador con conocimiento y coraje para realizar las transformaciones estructurales que la provincia de Buenos Aires necesita y no de un porteño que mira encuestas hasta para ver qué camisa se pone a la mañana. Yo no quiero ser presidente, quiero ser gobernador. No uso a la provincia ni a sus ciudadanos para beneficio propio. Sé que puedo mejorarles su calidad de vida y para eso trabajo todos los días».

Por último, Néstor Grindetti, intendente de Lanús, sintetizó: “Es momento de que un intendente tenga la oportunidad de ser el próximo gobernador, la cercanía con el vecino y la gestión en nuestros municipios nos da la experiencia necesaria para llevar adelante un cambio real en la provincia de Buenos Aires”.

0 Comentarios

Dejar comentario

Año XVI Edición 5939