El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, inició ayer acciones legales contra la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), para que ese gremio le pague al Municipio más de 700 mil pesos a los que asciende, calcularon, el monto de los arreglos del portón de entrada y los vidrios del hall, que los manifestantes rmpieron el pasado viernes en una protesta.

El monto de los arreglos ascienden a los 710 mil pesos y fue pedido esta tarde en una reunión entre el jefe de gabinete, Diego Kravetz y los dirigentes sindicales.

Asimismo, el jefe comunal adelantó que llamará a una nueva reunión para dialogar con los dos gremios que cuentan con representación gremial en el municipio STML (Sindicato de Trabajadores Muinicipales de Lanús) y SEMLA (Sindicato de Empleados Municipales) y abrir una nueva instancia de diálogo , «siempre y cuando den marcha atrás con el paro programado para los próximos días», remarcaron desde el Ejecutivo.

«Los vecinos de Lanus no tienen porque pagar los destrozos que un grupo de inadaptados y violentos realizaron en el municipio con el supuesto motivo de una protesta, que el gremio de ATE se haga cargo. El que rompe paga, así de fácil», expresó Grindetti.

El alcalde agregó que «nosotros siempre estamos abiertos al diálogo y desde ese lugar se han logrado muchos beneficios para los trabajadores municipales, por eso estamos convocando a una nueva reunión con los gremios que tienen representación en Lanús para analizar la situación».

Por su parte, el jefe de gabinete, Diego Kravetz expresó: » Hoy había más de 100 policías apostados en el municipio para contener un posible desbande, es inadmisible que esto suceda, teniendo en cuenta que esos recursos deben estar dispuestos para patrullar las calles del distrito».

Banner Content

0 Comentarios

Dejar comentario

Año XVI Edición 5821