El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, y el defensor del Pueblo local, Alejandro Gorrini, supervisaron las obras de remodelación que el Municipio lleva adelante en la sede de la Defensoría del Pueblo.

Los funcionarios estuvieron acompañados por el secretario de Desarrollo Urbano local, Carlos Ortiz.

La obra en la Defensoría, sita en José Marmol 23, en el oeste del distrito, está planteada en dos etapas. La primera abarca toda la planta baja del edificio e incluye la división para nuevas oficinas administrativas, sector de atención al público y sala de reuniones, nuevo office y la puesta en valor de baños y oficinas.

La segunda, en tanto, incluye terminaciones en la planta baja (cielorrasos, artefactos de iluminación, aires acondicionados y veredas, entre otras tareas) y la refacción del primer piso, donde se construirá un SUM en la terraza, se reacondicionarán el baño, el office y las oficinas, y se realizarán trabajos de pintura en paredes interiores.

La Defensoría del Pueblo es un organismo de control autónomo e independiente que tiene como objetivo principal la protección de derechos y resolución de conflictos que afecten a los vecinos del partido.

 

Banner Content

0 Comentarios

Dejar comentario

Año XVI Edición 5435