En el Centro Comercial de Lanús, a sala llena, la máxima orquesta local ofreció Piazzola, Haydn y acompañó a la mezzo Ana Giorgieri, el tenor Javier Suárez y la voz inigualable de Laura Sangiorgio

Alquien puede ser religioso practicante o agnóstico: aquel tratará de convencer al descreído de la existencia de Dios y de los ángeles, sin lograr que los segundos crean en lo celestial. Pero en la noche del último sábado, en Lanús, la Orquesta de Cámara fue el mensajero de Dios y con la soprano Laura Sangiorgio, la mezzosoprano Ana Magdalena Giorgieri y el Tenor Javier Suárez, hasta los ateos más recalcitrantes se fueron convencidos de que los ángeles existen.

Laura Sangiorgio canta «No llores por mí, Argentina», con la Orquesta de Cámara del Municipio de Lanús, el sábado en el Centro Comercial.

La Orquesta dirigida por el maestro Sergio Feferovich (tres primeros violines, tres segundos violines, dos violas, dos cellos, contrabajo y piano) abrió el segundo concierto de la temporada 2022 del Centro Comercial de Lanús con Libertango y Adiós Nonino,-que ya es redundante mencionar que son dos obras del genial Astor Piazzolla-, con Feferovich en el piano y Carlos Dienner en cello.

Luego, a la orquesta se le sumó la pianista María Laura del Pozzo para ofrecer el bello Concierto para piano en re mayor, de Josep Haydn.

Tras cartón, desde bambalinas surgió la mezzo Ana Giorgieri para entonar dos temas en francés, la segunda, una canción de Edith Piaff.

Luego emergió sublime la gola de María Laura Sangiorgio, con un aria en italiano, (en la que le pedía a su padre «guardabosque» que lo dejara ver a su amado porque si no, prefería morir) recorriendo todo el auditorio entremezclándose con el público (todo a sala llena), regalando sonrisas y tirando besos sin dejar de reflejar en su rostro la tristeza del personaje.

A ella se le sumó el genial tenor Javier Suárez para regalar «O, sole mío» y «La Traviatta», de Giácomo Puccini.

El ángel de Laura Sangiorgio cerró el concierto regalando «No llores por mí, Argentina» (video), para grabar la noche en las mentes y las almas. Todo con la apoyatura magistral de los acordes de la máxima orquesta local.

Para convencer hasta a los ateos más recalcitrantes de que, aunque no crean, los ángeles existen.

(Se puede escuchar «La Traviatta» y otros temas de Laura Sangiorgio en www.youtube.com/watch?v=4O1nkNQNnGg)

Banner Content

0 Comentarios

Dejar comentario

Año XVI Edición 5776