También pidieron el equilibrio de las cuentas públicas a través de la baja de subsidios

Los intendentes del PRO, entre ellos Néstor Grindetti, pidieron hoy en La Plata por la boleta única desde las próximas elecciones en la provincia de Buenos Aires, proyecto que se debartirá la semana próxima en el Congreso Nacional por iniciativa de la oposición, abogando por la reducción del gasto público a través de la baja de subsidios, y fustigaron a los gobiernos nacional y bonaerense.

En un documento en conjunto convenido en la reunión, los aldcaldes del PRO declamaron que «creemos que es importante dar el debate sobre cómo reducimos el gasto público y la enorme erogación presupuestaria que conlleva el desarrollo de las elecciones», y en ese sentido, «la boleta única no sólo transparenta el voto sino que genera un ahorro en las arcas del Estado que hoy podrían volcarse a atender las demandas de los vecinos».

«Creemos que es importante dar el debate sobre cómo reducimos el gasto público y la enorme erogación presupuestaria que conlleva el desarrollo de las elecciones. La boleta única no sólo transparenta el voto sino que genera un ahorro en las arcas del Estado que hoy podrían volcarse a atender las demandas de los vecinos», expresaron los intendentes en el documento final.

En ese mismo terreno de la disminución del gasto público, los jefes comunales añadieron que «hoy para muchos municipios del interior de la provincia sigue siendo una preocupación la falta de previsibilidad sobre la administración de los subsidios al transporte público de pasajeros. El gobierno debe sumar a los intendentes a una mesa de trabajo para atender esta preocupación si planifica modificar el actual esquema, que alteraría los valores del boleto».

En el documento, ya en abierta crítica a las administraciones de Alberto Fernández, de Axel Kicillof y las disputas en el oficialismo,  acusaron que «la falta de previsibilidad en políticas públicas por parte » de esos gobiernos «sumado a la falta de diálogo y las internas propias del gobierno generan una situación de incertidumbre preocupante», ya que «hoy están mucho más ocupados en confrontar entre ellos que pensando en la gente: no se llega a fin de mes, una inflación que angustia, aumentan los precios y la inseguridad sigue en alza».

«Estamos en presencia de un gobierno que no establece pautas claras que promuevan la inversión y el desarrollo», fustigaron.

Tras reclamar que «las necesidades de los vecinos no pueden esperar a 2023. No es momento de candidaturas, necesitamos poner la energía en generar un estado más ágil que de respuestas, evitando la burocracia y discrecionalidad administrativa provincial para que avance la obra pública en los municipios», los alcaldes PRO expresaron que «tenemos que ser la alternativa que nos lleve a un futuro mejor».

«Ante un gobierno sin rumbo, ante tanta desesperanza, los intendentes tenemos una responsabilidad enorme: ser los que reconecten a la gente con la política. Nuestra mirada es la de los vecinos, al ser la gestión mas cercana a la comunidad», finalizaron.

 

Banner Content

0 Comentarios

Dejar comentario

Año XVI Edición 5716