Todavía hay muchas preguntas y pocas respuestas sobre el intento de asesinato a la vicepresidenta.

La situación: un hombre, que pocos minutos después se supo que se trata de Fernando Andrés Sabag Montiel, se mezcla entre los simpatizantes de Cristina Kirchner, se acerca a ella, que camina lentamente delante de sus acólitos, el sujeto apunta a no más de un metro, distancia a la que la custodia de la Policía Federal no le impidió acercarse (cuando están para evitarlo), gatilla pero no sale el disparo.

Son muchos los interrogantes, los sinsentidos. El 22 de noviembre de 1963, Lee Oswald le disparó mortalmente al presidente norteamericano  John Fridgerald Kennedy desde una distancia de 55 metros, en un edificio de una librería frente a la calle por donde transitaba el auto presidencial. ¿Por qué Sabag Montiel se acercó tanto a Cristina?

El atacante fue alejado enseguida, pero su humanidad física salió indemne entre los acólitos de CFK, cuando uno supone que, ya sin armas, era presa fácil para la venganza. Como muestra, la noche anterior hubo trompadas entre los seguidores de Cristina y un repartidor de pizzas, pero anoche nadie golpeó a Sabag Montiel.

El periodista especializado en Policiales Gustavo Carabajal escribe hoy que «la conducta aplicada en el momento que el agresor apuntó con la pistola Bersa .32 a la cabeza de la vicepresidenta también violó todos los protocolos elaborados para la seguridad de los funcionarios del Estado. Los policías no se arrojaron sobre la vicepresidenta en ese momento ni tenían un pasillo de escape que hubiera permitido retirarla de la zona de tiro, ante la posibilidad de que hubiera un segundo agresor». ¿Cómo se explican tamañas fallas sobre la seguridad de la vicepresidenta?

Muchas preguntas, que la jueza María Eugenia Capuchetti que investiga el hecho, y el devenir de los días, deberán responder.

En la noche del domingo 30 de mayo de 2021, hubo un «escrache» en el domicilio de la  lider del PRO, Patricia Bulrich. El escrache fue cubierto por un solo medio: el programa «ADN» del canal oficialista C5N, conducido por Tomás Méndez, que tuvo que admitir que fue quien armó el escrache al día siguiente, cuando fue despedido por el canal.

Méndez es el actual conductor de un programa en Crónica TV, en cuya pantalla Sabag Montiel fue entrevistado por los cronistas en reiteradas ocasiones, demasiadas. Esos videos fueron publicados por el twittero @hernangsoto

 

Banner Content

0 Comentarios

Dejar comentario

Año XVI Edición 5871